Historia ViriatoRock
Cómo llegar
Alojamientos
Usuarios
Fotos Viriatorock
Radio Viriatorock
Viriatorock I
Viriatorock II
Viriatorock III
Viriatorock IV
Viriatorock V
Viriatorock VI
Viriatorock VII
Viriatorock VIII
Viriatorock IV 2008
Convocatoria Grupos
Articulos Rock
Grupos de Rock
Fondos de Pantalla
Agenda Rock
Mp3's Rock
Tienda Camisetas
CAMISETAS ROCK. CAMISETAS HEAVEY. CAMISETAS COMPRAR. TIENDA DE CAMISETAS.
Banners Web
Chat
Foro
Contactar
Libro de Visitas
L Cabra Mecanica Discografia L Cabra Mecanica Biografia L Cabra Mecanica Mp3 Discos L Cabra Mecanica Concierto ni ideaPagina Web del Viriatorock Azuaga (Campiña Sur Extremadura) certamen de musica contra el racismo
Faltan  días...
 
Panel de Usuario:
Usuario:
Contraseña:
¿Has olvidado tu contraseña?
¿No estas registrado?

2010 ODISEA ROCK

Programa de radio con más rock, y todas sus variantes, de la programación y con 20 años en antena. Información, novedades, entrevistas...

Entra en la web los:

Jueves y Viernes:
De 20 h a 20:30h

Especial Sábados:
De 19h a 21h

Y disfruta de este programa en DIRECTO.

VIRIATOROCK.COM


Estadíticas
Visitantes online: 1
----x----
Usuarios: 142312

 


 

Rock L Cabra Mecanica

 

   


L Cabra Mecanica

Estilo: blues , tango , pasodoble , rock , bossa , rumba , son , country Procedencia: ni idea
 


La Cabra Mecánica mejor engrasada




La lista de la compra, un día de estos, va a incluir irremediablemente "Vestidos de domingo", el tercer trabajo de La Cabra Mecánica. ¿Quién se puede resistir a la poesía urbana de Lichis, alma mater del invento?. Y ¿quién inventó a María Jiménez, que cuando canta se rompen todos los termómetros? De esto y otras cuestiones hablamos con Lichis, para quien estamos convencidos de que ¡a la tercera va la vencida!

¿Hay un cambio bastante radical desde tu anterior álbum, "Cabrón", que era explícito hasta en el título a este que es más sutil. ¿Responde esto a un acomodo al panorama actual de la música?

En este disco he pretendido divertirme más, en cuanto a letras y música, se parece más al primero que hice, sobre todo en la alegría que conlleva.

Mi segundo álbum, "Cabrón", fue un disco hecho más de puertas para adentro, quería expresar como me sentía en ese momento. El proceso de grabación fue muy duro. Tenía muchos estilos, muchas cosas, muchas referencias y supuso un esfuerzo muy grande.

"Vestidos de domingo" es más sencillo en acordes y en letras. En cuanto veía que con lo que escribía me estaba metiendo en algún berenjenal rompía el folio y empezaba de cero.

¿Cómo fue tu acercamiento con Alejo Stivel, productor del disco?

Surgió a raíz del segundo disco, que no tuvo repercusión de ventas ni de medios y además estuvo vetado en las emisoras de radio. Entonces se intentó hacer un recopilatorio con temas del primero, el segundo y algunos temas nuevos. Esto fue hace casi dos años.

Alejo estaba con el disco de Sabina, yo lo había escuchado y me pareció que la producción era muy limpia y muy bonita. Pensé darle esa orientación a los temas nuevos. Así que cuando desechamos aquella idea y decidimos grabar un álbum nuevo, se barajaron varios productores y fue Alejo el que más se interesó por el proyecto.

Veo un paralelismo entre "La Lista de la Compra" y "19 días y Quinientas noches de Sabina", ¿qué crees que ha influido más en ello? La producción de Alejo, el hecho de que tanto tú como Joaquín hayáis vivido en Lavapiés...

"La lista de la compra" se parece a canciones de mi primer disco que salió en 1997, antes del disco de Sabina. Creo que ha habido más una coincidencia. Pero sí reconozco un paralelismo aunque la influencia de Joaquín está más presente en mis otros discos.

De todas formas, yo me he educado con los cantautores y siempre ha habido discos de Sabina en casa.

Un factor importante en tu trayectoria musical ha sido tu conexión con músicos argentinos ¿como se produce?

Antes de dedicarme a La Cabra era bajista profesional. Empecé muy joven, a mediados de los ochenta, y fue un momento en el que había muchos grupos muy buenos a nivel creativo pero con un nivel musical muy bajo. Quizás era porque se llevaba el rollo "naif" o de aficionados. Entonces la mayoría de grupos de aquella época eran incapaces de grabar sus propios discos.

Esto coincidió con un movimiento de músicos argentinos que vinieron a Madrid a tocar y a ser músicos profesionales. En Argentina el rock empezó a la vez que en Estados Unidos; en los 50 ya había bandas y tienen mucho nivel.

En ese ambiente musical conocí a muchos músicos argentinos que me enseñaron mucho, además me llegaban discos de Redonditos de Ricota, Divididos y Charly García que es uno de mis ídolos.

Cuando empecé en los locales de ensayo de La Nave, en invierno llegue a tocar con siete grupos cada uno de un estilo diferente, y allí aprendí que la buena música está en muchos sitios.

Las orquestas fueron una forma de ganarme la vida, sobre todo en verano. Con ellas me di cuenta de la tradición lírica que hay en el tango, el bolero, la rumba y otras músicas de folclore.

Descubrí que lo de sexo, drogs y rock & roll no es un invento de ahora, los tangos de principios de siglo ¡estaban escritos por proxenetas, traficantes de cocaína o delincuentes o sea gente que llevaban una vida muy dura.

Artículo de terra.es

Biografía L Cabra Mecanica

Corre el año 93 cuando recogiendo la tradición de la rumba catalana y madrileña comienza a despuntar llenando a diario los garitos de Madrid el grupo "Maleza", embrión de lo que más tarde se convertiría en "LA CABRA MECANICA". Su fundador Miguel A. Hernando "Lichis" reúne en el barrio que influiría su música por siempre - Lavapies - a un montón de amigos junto a los cuales trabajó como bajista profesional para infinidad de grupos, y amplía la oferta de artistas de "LA CABRA MECANICA", desde la rumba a cualquier estilo o instinto musical imaginable. Durante los dos años siguientes el nombre de "LA CABRA MECANICA" comienza a sonar con fuerza en los mentideros musicales gracias a una música mestiza y promiscua, y a unas letras sinceras de las que sus fans corean hasta las comas. El éxito llega por fin a oídos de, en principio inaccesibles discográficas, y en 1997 el alubión de ofertas es increíble llevándose el gato al agua la compañía Dro East West para la que graban en el transcurso de ese mismo año lo que será el primer trabajo de la banda "Cuando me suenan las tripas", disco que recibe aplauso unánime de la crítica y que les convertirá en referencia ineludible del nuevo Pop español además de influencia para otros o solistas de éxito. A pesar de la repercusión de este primer trabajo "LA CABRA MECANICA" no desvirtuar su mensaje crítico y pone un exquisito cuidado en controlar la difusión y promoción de su trabajo, lo que a pesar de ir en detrimento de su éxito comercial, les convierte en un grupo para el que la palabra "Autenticidad" es mucho más que un eufemismo. En 1.999 graban su segundo disco, el polémico "Cabrón", un álbum decididamente anticomercial de una acidez corrosiva conservando el ingrediente básico de la música de "LA CABRA MECANICA", el humor inteligente. "Cabrón" contiene una riqueza tanto en lo musical como en los textos que hace imposible una valoración exacta a la primera escucha siendo uno de esos discos que siempre se redescubren. Con "Cabrón" "LA CABRA MECANICA" vuelve de gira cosechando nuevos fans en sus conciertos en directo, tocando también junto a "Celtas Cortos" durante el verano de 2.000.
"LA CABRA MECANICA" es una apuesta arriesgada e innovadora por el humor, la inteligencia y el sano entretenimiento que poco a poco pero de forma imparable está logrando el sitio que ya hace tiempo le corresponde
"VESTIDOS DE DOMINGO"
" TU QUE ERES TAN GUAPA Y TAN LISTA/ TU QUE TE MERECES / UN PRINCIPE Y UN DENTISTA/ ¡TU!" "La lista de la compra" es una de ESAS canciones. Esas que vuelves y vuelves a poner sin cansarte, que se te incrustan en el cerebro y en el corazón, que te agitan el cuerpo según se acerca el estribillo, el estribillo que te da subidón y te reconcilia con lo que te rodea. Además, gloria bendita lo de recuperar a María Jiménez, fiera de rompe y rasga. Y hablando de merecimientos: ¿nos merecemos realmente un grupo como LA CABRA MECANICA? Ocurre que éste país es la hostia. Y lo que se diga del país, puedes aplicarlo a su mercado musical. Que es una tómbola o una lotería, premios gordos para unos pocos y vuelva-a-intentarlo para el resto. Vende barbaridades un trovador crápula como Joaquín Sabina, perfecto. También ocurre lo mismo con un suburbial grupo rockero-rumbero, Estopa: OK. A su modo, también triunfa un pies negros, un poeta del lado chungo de la vida como Robe Extremoduro. Y el pop gitano de Ketama y las vísceras en exposición de Andrés Calamaro, y...... Por debajo, en la cuerda floja del ¿llegaré al disco de oro?, quedan algunos de los más grandes talentos españoles: Kiko Veneno, Albert Plá, Víctor Coyote, Los Especialistas. Fuera de los focos mediáticos, demasiados monstruos como La Cabra Mecánica. No, no hay justicia ni nada que se le parezca. Es legítimo mencionar esos nombres, los dorados y los infravalorados. Todos ellos tienen paralelismos, afinidades, puntos de contacto con La Cabra Mecánica (en el caso de Estopa, la influencia viaja en dirección contraria: dicen que los hermanos Muñoz devoran los discos de La Cabra Mecánica). Miguel Angel Hernando Trillo, alías Lichis, no tiene inconveniente en reconocer deudas, rara especie dentro de un mundillo musical donde los chicos de la portada pretenden ha cernos comulgar con el mito de la inmaculada concepción de su arte. De hecho, a la mínima oportunidad, Lichis añade otros nombres nada obvios: Charly García, Fito Páez, Los Redonditos de Ricota y demás titanes argentinos que gustan del riesgo. Tras su debut, La Cabra Mecánica fue encajonada en el mostrador del rock mestizo. Puede que fuera una grave equivocación. Lichis viene de Lavapiés, el más internacional de los barrios madrileños, donde se puede cambiar de continente al cruzar de acera. Uno opta entre una tetería árabe, una taberna punky, un antro flamenco, un bar latino, un restaurante africano. Y eso es lo que hace Lichis. Elige la forma musical para cada ocurrencia, diferentes trajes para contar cada desgarro: blues, tango, pasodoble, rock, bossa, rumba, son, country, rock de cualquier pelaje. El nombre del juego es eclecticismo, no fusión meditada. Lichis ha oído todo, ha tocado todo (fue músico de "orquesta pachanguera") y eso le permite manejar con sabiduría todos esos palos. Lo que importa en La Cabra Mecánica es su punto de vista y el ardor con que se expresa. Lichis se retrata como un enamorado del amor, aunque conozca sobradamente sus trampas: "cuando vuelve el amor/ como por encanto/ todo el mundo parece más guapo y mejor/ y es más difícil distinguir al enemigo". Enamorado sin ilusiones, Romeo de lengua cortante: "hay que tener un corazón que se te salga del pecho/ aunque a veces pareciera/ que se te revienta el tórax/ si te vas/ lloraré como una niña tonta/ si te vas de verdad/ no me dejes por medio tus cosas/ ¡puerta!/ y mucha mierda".
En anteriores discos, La Cabra Mecánica mordía a derecha y a izquierda, cual doberman furioso: no es extraño que los programadores cobardes y los críticos exquisitos salieran corriendo, "éste tipo es un grosero". En "Vestidos de Domingo", se prescinde del feísmo. La rabia y la ironía hiriente deja lugar a la observación certera ("es la falta de amor/ la que llena los bares"), a la que puede seguir una ráfaga de lirismo callejero: "son tus labios para mi/ un plato de calamares". Lichis domina la parla cotidiana y la ira que dirige el dedo hacia la llaga: "que bonito es el mar/ cuando lo miro a tu lado/ olvido las pateras/ las mareas negras/ los alijos incautados/ la playa donde se dejan/ morir las ballenas/ este infumable plato combinado". De-vas-tador. No aspira Lichis a medallas de poeta de academia. La suya es la pulsión por renovar el saco de las metáforas, por autenticas realidades contemporáneas que quedan fuera del radar de los literatos. Ese tango llamado "Calcamonía", donde el protagonista recurre a lo que sea para apagar el dolor: "hoy hay nieve en el infierno/ y además bien baratita/ el fuego de mis entrañas/ necesita dinamita". Si no sabes de lo que habla, bendito seas y vuelve a La Oreja de Van Gogh. Y esto es una hoja de promoción, así que vendemos la pescadilla. Que se sepa que "Vestidos de Domingo"es el tercer CD de La Cabra Mecánica, la continuación de "Cuando me suenan las tripas" (1997) y "Cabrón" (1999). Que se nota aquí la (eficaz) producción de Alejo Stivel. Que no es típico disco "all stars" pero sí se contó con amigos como El Pechuga, Daniel Higiénico, Arístides Moreno y la indestructible María Jiménez. Y que sí, que está claro que "Vestidos de domingo" colocará a La Cabra Mecánica en lo alto de la escalera. A ver quién se resiste a la "Fábula del hombre lobo y la mujer pantera", como quedarse indiferente ante "Angel de la guarda", quién podrá dejar de unirse al "Sha la la". Caso contrario, peor para éste país. Con nuestra natural exageración, corearemos aquello de "no hay derecho" y "no tenemos remedio". Nos consolaremos a altas horas de la noche con nuestro secreto: La Cabra Mecánica.

 

 

Discografía L Cabra Mecanica

"CUANDO ME SUENAN LAS TRIPAS" (1.997) "
"CABRON" (1.999) "VESTIDOS DE DOMINGO" (2.001.

Mp3 L Cabra Mecanica y artículos o noticias:


  L Cabra Mecanica

 

descargar bajar discografia canciones de musica rock radio emule torrent kazaa enlaces web de conciertos

Volver al listado de grupos



 

2004 VIRIATOROCK.COM - WWW.VIRIATOROCK.COM [ CONTACTAR ] azuaga
Rock Historia de Viriato Rock Como llegar a Azuaga Badajoz Libro de visitas Viriatorock Foro Viriato Rock Usuarios Viriato Rock Contactar con el equipo de la Web